Edición 177

que estas realizando se sienten como un entrenamiento, seguramente no estas fí- sicamente apto para el tipo de buceo que estás haciendo. Nunca es demasiado tarde, y aunque es difícil comenzar un programa de ejercicios y más importante mantenerlo, para tener éxito es primordial que los buzos encuen- tren una actividad física que sea convenien- te, considerar la ubicación de la actividad es vital para una participación consistente en el establecimiento y mantenimiento de un estilo de vida activo. Es aún mejor tener el beneficio adicional de encontrar una actividad que disfrutas, aunque en algunos casos solo tenemos que aprender a disfrutar lo que es bueno para nosotros. Canaliza los esfuerzos Años de investigaciones han creado un perfil de salud de la comunidad de buceo y mejorado nuestra comprensión de la fi- siología, el ejercicio aeróbico es la prioridad de aptitud física para los buceadores, esta forma de ejercitarse ayuda a personas que bucean a mantener en buena forma el cora- zón, pulmones y otros sistemas corporales, además ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, presión arterial alta, obe- sidad y diabetes. Añadir entrenamiento de fuerza a la rutina aumentará el rendimiento bajo el agua. Las afecciones musculares más recurrentes se relacionan con problemas de espalda, hombro y rodilla, por lo tan- to, mantener los músculos fuertes y tonificados ayuda a estabilizar las articulaciones y prevenir lesiones. Además, el músculo utiliza más calorías que la grasa y ayuda a mantener un peso saludable. El estiramiento es otro componente importante de un programa balanceado de acondicionamiento físico para el buceo, ya que es esencial para prevenir lesiones. Una vez que tengamos una rutina que funciona para cuerpo y mente, es fundamental incorporarla a la activi- dad diaria, esa es la clave para el éxito, el mayor beneficio para las personas que buceamos se dará con la consisten- cia que da el ejercicio regular, así mismo tener en cuenta que la mejoría en el estado físico disminuye rápidamente con sólo unas semanas de inactividad. Alimenta el motor La buena alimentación o alimentación balanceada ade- más de contribuir a nuestra salud, nos ayudara a que las experiencias de buceo sean considerablemente buenas, cuantos de nosotros no hemos experimentado esa sensa- ción de agruras y todo por un alimento previo que causo esta sensación (por ejemplo alimentos grasosos, pican- tes); si nuestro cuerpo se encuentra con los nutrientes adecuados, seguramente no gastara energía en sintetizar grasas innecesarias en nuestro organismo, porque re- cordemos que nuestro cuerpo es esa máquina perfecta que trabaja de manera sincronizada, al bucear nuestro organismo comienza a utilizar energía en la liberación del nitrógeno que vamos acumulando y si a esto le sumamos que está gastando energía en sintetizar grasas, nuestra eficiencia en liberar nitrógeno se verá reducida haciéndo- nos nuevamente más susceptibles a sufrir una Enferme- dad por Descompresión Foto: Edgardo Ochoa La actividad de buceo puede ser una actividad para toda la vida, siempre y cuando los buzos se encuentren y mantengan una buena condición física. 33

RkJQdWJsaXNoZXIy OTE4NTg1